23 de noviembre de 2009

Freddie Mercury, my Angel♥


Hoy para muchos es una fecha triste. No es fácil no ponerse tristes en una fecha así, en la cual recordamos que nuestro ídolo ya no está entre nosotros.

Yo debo confesar que soy de las que se la pasa todo el día recordando lo hermoso que era este ser y de todo lo que nos dio, llorando mientras miro Dvd o escucho CD.

Me es difícil aceptar que alguien como él no esté entre nosotros, con lo que lo necesitamos. La música está pasando por una etapa en la que necesita a alguien como Freddie, se siente un vacio muy grande.

Cambiando de tema pero sin irme muy lejos, ¿creen que él sepa todo lo que hacemos?, o sea, ¿él sabrá que hay miles de personas que se inspiran en él y que le dedican horas y horas de su vida? Yo creo que sí, creo que él lo sabe y que es feliz de saber que su legado se mantiene vivo por nosotros.

Yo admito que muchas de las cosas que hago las hago por él, por su leyenda. Desde muy chica tuve su imagen presente como algo maravilloso, algo que me daba mucha intriga y que me hechizaba por horas. El misterio que me transmitía verlo en vivo, su voz, sus movimientos. De más grande comencé a admirar más a la persona detrás del artista, una persona sensible, delicada, amorosa, divertida.

Ya casi tengo 20 años, y me da orgullo de decir que mi ídolo supremo, mi ángel protector, que me da inspiración en todo lo que hago es Freddie Mercury.

Freddie, fuiste, sos y serás el motor de mi imaginación.

Llenaste mis momentos de felicidad, de alegría, fiesta y de dolor con tu música.

Me dejaste millones de enseñanzas y consejos para mi camino que recién empieza.

Me enamoraste con los versos más bellos jamás escritos.

Me hiciste reír con tus locuras y tus ocurrencias.

Gracias a vos amo a los gatos y a la vida.

Me diste ideas locas, y me hiciste valorar lo que tengo.

Siempre vas a vivir en mi corazón y prometo que jamás voy a dejar de decir que sos mi ángel protector, que me cuida y me da esperanza cuando más la necesito.

Dios Mercury, no me dejes jamás, yo jamás te dejare.


A continuación dejo una pequeña carta para Freddie.



Canta para mí una vez más y yo cantaré para ti una eternidad.

Canta con tu dulce vos mi dulce ángel, despliega tus alas y vuela hacia mí.

Yo siempre estaré aquí, esperando por ti.

Me encontraras al lado de tu melodía, que nunca dejará de sonar.

Estaré esperándote con una sonrisa.

Deseosa de ver tus ojos, que al verlos me invitan a un paraíso celestial.

Tu llegada me dará paz, amor.

Amor que solo tú sabes dar.

Canta para mí una vez más mi dulce ángel

Y yo cantaré para ti toda una eternidad.


Te amo amor de mi vida, ángel de mi corazón.











God Save the Queen!!!
♚♚♚♚
Publicar un comentario